20 enero 2020

Ojalá me equivoque

El Hércules no tiene director deportivo. Sí, ahora que es cuando más lo necesita, no lo tiene. El primer fichaje tras la renuncia de Javier Portillo debió ser un director deportivo profesional, reconocido, con experiencia, y que además, hubiese llegado acompañado del firme compromiso de los máximos accionistas de no entrometerse más allá de fijar un tope presupuestario.

La salida de Ramírez me da que va a ser más pronto que tarde. Está fracasando al igual que lo hizo en el Elche C.F. y cometiendo el mismo error: tratar de mandar en el área deportiva cuando NI es un profesional y NI es competente para ese desempeño. Pretende conseguir un resultado diferente repitiendo los mismos errores. ¿Se equivocó la afición del Elche cuando dijo basta y forzó su salida? Sólo hay que mirar dónde se encuentra nuestro vecino para intuir la respuesta.

En condiciones ‘normales’ el Hércules tendría difícil la permanencia, en las actuales, con este ‘Juego de Tronos’ a la herculana, con el club en llamas, con un equipo roto, unos jugadores atenazados y sin fichajes, nos vamos a 3ª División seguro. Lo dicho: Ojalá me equivoque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *