9 abril 2020

El Hércules está en coma

Sin capacidad de reacción, así está el Hércules C.F. La plantilla está desbordada, el cuerpo técnico está desbordado, secretaría técnica y dueños del club desaparecidos. Este es la situación de un club con 97 años de historia que se desangra y que nadie dentro del club sabe cómo curar.

Espiral de malas decisiones

El equipo ha entrado en una mala dinámica que dura prácticamente desde el inicio de la temporada, y estos momentos de incertidumbre lo que hace falta es confianza, fe, algo que nadie en estos momentos es capaz de transmitir.

Hay tantos problemas a todos los niveles, tantas las vías de agua, que nadie tiene la confianza suficiente para decir un simple: «Todo va a salir bien», y que sea creíble.

Cambio de objetivos a mitad de temporada

Esta misma semana Pacheta, entrenador del Elche avisaba del peligro de cambiar los objetivos a una plantilla a mitad de temporada, para exigir más, pasar de tener como objetivo la permanencia a ascenso. Esto supone permutar ilusión por ‘obligatoriedad’ (sic).

El Hércules vive la situación inversa, el objetivo al inicio de temporada era conseguir la gloria del ascenso, y ahora el objetivo es evitar el infierno del descenso a tercera división. Una hipotética temporada en tercera división que no tendrían que soportar muchos de los jugadores de la actual plantilla.

Es decir, los jugadores no jugarían en tercera división. Dicho esto: ¿Qué motivación pueden tener estos jugadores? ¿Qué ilusión pueden tener? ¿Qué miedo a descender si a ellos apenas les va a afectar? No tienen ningún acicate para dar un 200%, no les va la vida en ello, ni siquiera el sueldo, ni su futuro.

Si el Hércules descendiese nadie se acordaría de estos jugadores, lo que pasaría a la historia es que un histórico, al igual que muchos otros ha tocado fondo.

Las cosas mal hechas, mal acaban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter